martes, 9 de abril de 2019

LA TRAGEDIA DEL GIRASOL, DE BENITO OLMO


La tragedia del girasol

Autor: Benito Olmo

Nº de Páginas: 400 págs

Editorial: Suma

Año de Publicación: 2018

Género: Novela negra, policíaca 



Benito Olmo (Cádiz, 1980), es escritor y guionista. Autor de las novelas Caraballo (2007) y Mil cosas que no te dije antes de perderte (2011). En 2015 fue finalista del I Premio de novela negra  La Trama / Aragón Negro. Su novela La maniobra de la tortuga (2016) resultó finalista del III Premio Santa Cruz a la mejor novela negra publicada en 2016 y el director de cine jerezano Juan Miguel de Castillo está preparando el rodaje de la adaptación de la novela para la gran pantalla. En 2018 publica la segunda novela del inspector Manuel Bianquetti, La tragedia del girasol

Reseña de La maniobra de la tortuga Aquí

Sinopsis
Benito Olmo, el nuevo talento del género negro y criminal, presenta una brutal aventura protagonizada por el irreverente inspector Manuel Bianquetti. Lo que tenía ante él respondía más bien a un sentimiento enfermizo, que colapsaba la parte más racional de su cerebro y le nublaba el juicio y la capacidad de pensar por sí mismo, convirtiéndolo en un títere en manos de aquella mujer. "Como un girasol -se dijo-, condenado hasta el final de sus días a seguir el movimiento del sol que le da la vida; el mismo sol que al cabo de unas semanas se la quitará, achicharrándolo". Suspendido de empleo y sueldo, el exinspector de policía Manuel Bianquetti se ve obligado a malvender sus servicios como investigador privado hasta que recibe un encargo aparentemente sencillo: proteger a un importante empresario durante su estancia en la ciudad. Sin embargo, lo que parece un trabajo rutinario desembocará en un reguero de muertes que obligará a Bianquetti a dar rienda suelta a su instinto de investigador para sobrevivir, llevándole a descubrir que, a menudo, el sol que más calienta también es el que más quema.

Opinión Personal
En esta ocasión Bianquetti se encuentra suspendido de empleo y sueldo debido a lo sucedido en el libro anterior, La maniobra de la tortuga, aunque se puede leer de manera independiente es mucho mejor leer las dos por orden. Para ganarse la vida hasta que termine la suspensión se dedica a trabajar de investigador privado. Tiene el encargo de buscar a una chica joven que se dedica a la prostitución "Regina", cuando le proponen formar parte de la seguridad de un empresario importante, Carlos Ferraro, mientras dure su visita a Cádiz. Aunque no es lo que más ilusión le hace, eso de hacer de guardaespaldas (o niñera de un famoso) aceptará y será testigo cuando lo maten. Por supuesto investigará por su cuenta, solo y a su manera, por mucho que le digan que no se meta, para llegar a la verdad de lo ocurrido, y es que lo de obedecer ordenes no va con él.
Entre los personajes principales nos encontramos con el hijo del empresario asesinado, Leo Ferraro y a su novia Mary, toda una mujer fatal, (típica de las novelas negras clásicas); también con el encargado de la seguridad de la familia, Grégory y su mano derecha al que Bianquetti ha bautizado como "Caracerdo".

Para quien no lo conozca, Bianquetti es un policía grande como un oso, malcarado, maleducado y con un carácter huraño con los compañeros y jefes. Pero como en todo momento sabemos lo que piensa, lo que siente y los motivos por los que actúa de esa manera, podemos entender su comportamiento y surge una cierta empatía que al menos en mi caso hace que me parezca un personaje entrañable, humano e incluso tierno, con su torpeza para tratar con las personas que quiere, como le ocurre con su hija y con Cristina


Frases

Aquel hombre estaba enamorado, decidió, y no le había dado mayor importancia de haberse tratado de un enamoramiento sano, sensato. Sin embargo, lo que tenía ante de él respondía más bien a un sentimiento enfermizo, que colapsaba la parte más racional de su cerebro y le nublaba el juicio y la capacidad de pensar por sí mismo, convirtiéndolo en un títere en manos de aquella mujer. "Como un girasol - se dijo -, condenado hasta el fin de sus días a segir el movimiento del sol que le da la vida;  el mismo sol que al cabo de unas semanas se la quitará, achicharrándolo". (Página 154)

Aunque Mary no hubiera abierto la boca, sus silencios habían sido más convincentes que todos los argumentos que había empuñado su marido. (Página. 174)

-¿Sabes cuál es el problema? Que siempre estás intentando protegerme.
-No, el problema es que lo hago de pena. (Página 352)

Bianquetti supo que aquel hombre acababa de comprender que la venganza no iba a mitigar en absoluto la tristeza por la pérdida de su hija. (Página 358)

¿Por qué no podía dejarlo estar sin más? Al fin y al cabo, aquella no era su guerra y no tenía mucho más que hacer allí. Sin embargo, su intuición le empujó a seguir esperando, incapaz de echarse a un lado y dejar que otros tomaran las decisiones por él. (Pág 374)


Benito Olmo lo ha vuelto a hacer con La tragedia del girasol. Y es que la trama te atrapa desde el primer momento, se lee rápidamente y claro te quedas con ganas de más, de una nueva entrega y de ver la película.

                  Lourdes

2 comentarios:

  1. Hola. Leído y reseñado en mi blog, me encanta Bianquetti y me encanta como escribe Benita Olmo. Soy una fiel seguidora.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Totalmente de acuerdo contigo y ahora a esperar su próxima novela.
      Besos.

      Eliminar